GENERAL URKO

GENERAL URKO

El símbolo de la Raza Bulldog en México

La historia del Bulldog Inglés en México no se puede entender sin mencionar al Multi Campeón General Urko Hernández. Considerado el mejor Bulldog de todos los tiempos y uno de los mejores ejemplares que ha dado la Canofila mexicana. Un ejemplar completo de esos que cualquier criador desea producir. Físicamente con las características ideales, poseedor de un movimiento perfecto, y una garantía como semental por producir una progenie consistente y fuera de serie.

 

Pocos perros han disfrutado tanto las pistas como Gral’ Urko. Para él cada exposición era una nueva oportunidad de divertirse y mostrar su gran calidad, y lo demostró en todos los rines en  los que puso un pie.  Por su enorme carisma y personalidad sé gano los aplausos y las porras de los amantes del Bulldog en México y Estados Unidos ,e incluso de los aficionados y jueces de otras razas, que notaron sus cualidades y pronunciaban su nombre con respeto y pasión al reconocerlo como un gigante de la canofilia internacional.

 

Hijo de Ch. Beauties Amos y Camp. Mex Int. Allegra Cocola Hernández. Como es costumbre en Hernández Bulldogs, siempre tratamos de cruzar dos hembras con un mismo semental y esta vez era el turno para las dos mejores campeonas de la época Allegra  y Naomi Campbell Hernández ,en celo y fértiles en el mismo momento , y el semental ideal para ellas era su tío Ch.Beauties Amos, con las dificultades que implicaba localizarlo, por estar en plena campaña de competencias por todo EU.

 

Estas dos hembras nacidas por el mismo procedimiento, ambas hijas del Campeón Mugshot’s Standing Ovation con dos hembras distintas , produjeron un total de 7 cachorros de sus cruzas con Amos.  El 18 de Mayo del 2001 del vientre de Allegra nacen dos machos, Urko y Mamut, pero muy superiores a los 5 hijos de Naomi. Para muchos Mamut era el mejor de todos,y en el circulo Mexicano del Bulldog ya se hablaba del error que habia cometido al dejar ir a Mamut y conservar a Urko, pero yo veia claramente que Urko tenia ese extra que solo tienen los grandes, tenía en mis manos un superdotado.

Debutó en los rines a la edad de 13 meses en junio del 2002 en una Especializada en la Ciudad de México y ganó Mejor Joven de Exposición. Por que no antes? Por que no una campaña como cachoro B?  Urko me enseño una de las principales virtudes que debe tener todo aquel que desee criar perros y practicar el deporte de la canofilia: La Paciencia, y que la razón impere sobre los deseos,  por mucho que deseara exhibirlo de cachorro no estaba listo aún, habría que ser paciente con su lento desarrollo, como siempre ha sido su linea de sangre, desarrollan lento, pero más que los demás.

Después de ese triunfo se convirtío rapidamente en Campeón Mexicano, Internacional, Gran Campeón Mexicano y Latinoamericano. El año de 2003  trajo una avalancha de triunfos para Urko: Campeón Americano en solo tres días ganando en forma consecutiva y desde la categoria Winners dog, Best of Winners y Best of Breed en dos especializadas y un show de todas las razas donde además consigue segundo del grupo Non sporting. Como campeón en Estados Unidos gana seis veces más Best of Breed y dos Segundos de grupo. Alternaba sus participaciones en E.U. con su campaña en México donde consigue el insólito record de 75 veces Mejor de la Raza, 28 Primeros de grupo y múltiples colocaciones, 16 Mejor de Exposición de todas las Razas, 23 Mejor Cria Mexicana de Exposición, 4 Mejor de Exposición Especializada en forma consecutiva. Record extraordinario a pesar de que fue exhibido solo en la ciudad de México y los estados cercanos (Puebla, Queretaro, Estado de Mexico, Tlaxcala y Morelos) , pero lo mejor estaba aún por llegar.

La Exposición Nacional del Bulldog Club of America se celebraria en pocos días, quedaban pocas exposiciones para decidir al ganador del Perro del año de todas las razas y Urko se encontraba empatado en Primer lugar, en una epoca en que que solo se le otorgaba el punto al ganador absoluto del Mejor de Exposición. Asistir a la Nacional representaba dejar el campo libre a su rival en seis exposiciones. Nuevamente el círculo canófilo habló del error que estaba cometiendo, estaba renunciando al Perro del Año por una misión imposible, pero nuevamente,como cuando decidí concervarlo, la historia me daría la razón.

Era la tarde del 26 de Noviembre del 2003 en Santa Clara, California. El enorme y elegante salón lucia una pista repleta de campeones, Urko disputaba, contra las máximas estrellas de E.U. y varios paises más, el Mejor de la Raza de la Nacional del BCA , juzgada por el Dr. John Little quien es una de las más reconocidas autoridades del Bulldog a nivel mundial y autor del libro The Bulldog Monograph.

Durante la primera evaluación a Urko el juez me pide movimiento, terminado el recorrido me pide que lo haga nuevamente, inmediatamente por mi mente pasa la idea de que algo no salío bien, repetí el movimiento y al terminar me pide ir a mi lugar. A nadie más le pide movimiento dos veces, habia que esperar para saber razón. Varias horas después de comenzada la final y después de varios cortes, Urko seguia en la batalla, tal vez nada salio mal después de todo. El juez evaluó y pidió movimiento nuevamente a los ultimos 10 elegidos como candidatos a ganar. La ”porra mexicana” no podia apoyar con gritos y aplausos como es costumbre en México. Una última mirada a los ejemplares, el público murmuraba, el tiempo se hizo más lento, el juez preguntó a los expositores estan listos? Ninguno respondimos, el público dejó de murmurar y finalmente el silencio se rompió por el júbilo y comenzó la locura cuando el juez se dirigio a Urko y lo señaló como Best of Breed. Tantas porras reprimidas explotaron y se escuchó el grito de México, México. Por primera vez en 110 años de historia del Bulldog Club of America un ejemplar extranjero ganaba la Exposición Nacional  y de golpe, ese día cumplimos el más grande sueño de un criador: levantar el Trofeo Rodney, que es el máximo reconocimiento que se puede otorgar a un criador por ser el propietario, manejador y criador del ejemplar ganador absoluto de la Nacional. Hasta el día de hoy ningún otro criador extranjero lo ha conseguido.

 

La delegación Mexicana cantaba ole,ole,ole,ole, Urko, Urko , si se pudo, si se pudo, y el público ovacionaba de pie al ganador, mientras daba la vuelta triunfal a la pista. Esa noche durante la celebración de su triunfo tuve la oportunidad de hablar con el juez y le pregunté porque me habia pedido que moviera dos veces a mi perro la primera vez que lo evaluo. Lo que me respondío me emocionó tanto como el triunfo mismo, me dijo: “Cuando lo vi moverse por primera vez no lo podia creer, te pedí que lo movieras nuevamente para que todo el mundo lo viera, si pudiera ilustrar mi libro con el movimiento perfecto de un Bulldog lo haria con el movimiento de tu perro.”

 

Urko rompío con el mito de la misión imposible. Ganar una de las exposiciones más importantes de Bulldogs en el mundo y el trofeo Rodney le valieron un lugar en el pedestal de los idolos de la raza a nivel mundial, se convertía en un mito que se subia al olimpo de los inmortales, pero lo principal le dio un sitio en la mente y los corazones de los amantes del Bulldog de todo el mundo.

 

Durante su ausencia de las pistas mexicanas, su rival en la competencia del perro del año ganó dos mejores de exposición que lo colocaron en primer lugar. Urko cae al tercer sitio, a dos puntos del primer lugar y a uno del segundo. Excelente puesto si se toma encuenta que estuvo ausente durante la semana de la Nacional y que solo participó en el 60% de las exposiciones de todas las razas.

 

Urko se retira triunfal de las pistas a los dos años con siete meses de edad, ganando Mejor de Exposición de las dos especializadas de Bulldog de Diciembre del 2003, y como  Mejor Bulldog del año, solo un mes después de haber ganado la Nacional. Lo había ganado todo, no hacía falta más.

 

Jubilado de las pistas, para seguir su labor como semental, Urko siguio dando de que hablar, ahora por  su gran aporte al mejoramiento genético, para que la raza llegara a ser lo que es actualmente. La calidad del Bulldog en México era una antes y fué otra después de Urko.

Ya había demostrado rápidamente su capacidad como reproductor antes de ganar la Nacional. Produjo en su primer camada a la mejor y más ganadora hembra Bulldog que ha existido en México: Super Nova Hernández. Ganadora de Mejor de la Raza en Westminster, Bulldog máximo ganador de Mejores de Exposición de todas las razas de la historia con 24 ,record aún vigente, único Bulldog de la historia que ha ganado Best in Show de todas las razas en E.U. Ganadora de Mejores de Exposición Especializada en México y E.U.  y ganadora del Primer lugar del Torneo de Campeones con record de puntos. Padre también de Tutankhamon quien ostenta  el record de mayor número de Mejores de Exposición como cachorro B de todas las razas.

 

Ninguna raza mueve tanto la pasión como el Bulldog. Criadores, propietarios, manejadores y aficionados siempre han estado ansiosos de externar alguna opinión, elogio , o crítica de los ejemplares exitosos del momento. Por muy extraordinario que pareciera un perro siempre habia un pero para considerarlo digno de cruzar con su hembra, pero el caso de Urko fue diferente, era en muchos sentidos el semental ideal. Sus aliados, detractores y neutrales nadie se resistío a utilizar a Urko como semental, sabian que no era casualidad ver un caudal de hijos de Urko llegar a las pistas de exposición y que consigieran rapidamente el campeonato mexicano hasta llegar a la insólita cifra de 76 hijos de Urko campeones mexicanos, 16 campeones americanos, 27 campeones internacionales y 18 campeones más en diferentes paises, un campeón mundial, 12 ganadores de Mejor de Exposición Especializada, 2 ganadores del Primer lugar del Torneo de Campeones, y 2 del segundo lugar del mismo Torneo, padre de muchos ejemplares fuera de serie (Super Nova, Manchester, Rocambole, Rihana, Enigma, Herodes, Shakira, Mateo, Hummer, Willy, por mencionar algunos).  Cuatro veces Mejor semental de la Especializada de Bulldog en México y Segundo lugar como semental en la Nacional del BCA en 2008.

 

Su extraordinaria capacidad como reproductor le dio un sitio de privilegio en el salón de la fama del Bulldog Club of America. Conseguia la triple corona de la crianza del Bulldog (Ganar la Nacional del BCA, El Trofeo Rodney y entrar al salón de la fama del BCA como reproductor). Homenajeado en 2009 por el Club Mexicano de Bulldog Inglés como el Mejor Reproductor y Mejor Bulldog de todos los tiempos.

 

Pocos perros en la historia de la canofilia  han demostrado su valor como ejemplar de exposición y como reproductor al mismo tiempo. Un elegido, el simbolo más grande del Bulldog en México, Idolo de toda una vida. A pesar de su fallecimiento su legado seguirá vigente, extraordinario, envidiable, merece el lugar que hoy ocupa en la historia.

Excelente compañero de viaje, mascota ideal y el mejor amigo. Histórico, inigualable e irrepetible.

Mientras siga existiendo la canofilia en este país su nombre no desaparecerá de la memoria de los amantes del Bulldog.